I miejsce Julia Matyś i Marcelina Kaszak z XXIII LO im. Nauczycieli Tajnego Nauczania w Lublinie, uczennice profesor Agnieszka Szewczak

page1image3972992240

La sangre fría


Grupo C (16 años)page1image3973015152

Una fría noche de invierno Matías Santa Cruz partió de un largo viaje para celebrar la Navidad con su familia. Recorriendo el mismo camino que siempre ni se le pasó por la cabeza que esta vez le iba a pasar algo inesperado.
A causa de poca visibilidad y mucha nieve sobre la carretera cayó en un banco de nieve. Su teléfono se apagó debido al frío, por consiguiente no pudo llamar para pedir ayuda. Consiguió salir de su coche cubierto de nieve y empezó a buscar algún refugio. No paraba de nevar y hacía un frío que pela.

Después de una interminable caminata en lo profundo del bosque encontró una pequeña casa de madera. La casa parecía abandonada. A pesar de las dudas decidió entrar y esconderse del frío. Cuando ya se acercaba a la casa vio a un hombre calvo y musculoso quien cavaba un hoyo.Matías se sentía muy impotente pero preguntó al hombre si podía usar su teléfono para ponerse en contacto con su familia. El hombre se dio la vuelta lentamente. En un momento a Matías se le pusieron los pelos de punta. Sobre la piel pálida del desconocido distinguió unas manchas de sangre. El hombre no contestó nada, tan solo señaló la casa. Sin pensar mucho, congelado de frío Matías entró en casa.
El interior de la cabaña parecía una casa embrujada del horror. Las paredes y el techo estaban cubiertos por telearañas y llenos de polvo. Matías sentía miedo y desperación, sabía que no estaba seguro en ese lugar. A la izquierda vio una vieja caja . Al principio no quería abrirla pero su curiosidad era más fuerte. En un solo movimiento abrió la tapa de la caja. Entonces vio el cuerpo de una joven mujer con la cabeza cortada. Se asustó muchísimo y en ese mismo momento oyó el ruido de la puerta forzada. Fue aquel hombre que había visto antes cavando el hoyo.

El individuo empezó a acercarse hacia Matías.
El hombre le preguntó a Matías. ¿Has abierto la caja?
Matías era incapaz de hacer la voz, únicamente negó con la cabeza. El desconocido se llevó la caja de la casita.
Unos segundos más tarde Matías echó a correr pero la puerta de la casa estaba cerrada. De repente, debajo de la cama vio un teléfono. Marcó el número de su familia, alguien contestó y le dijo que su familia estaba muerta.Fue la voz de aquel individuo desconocido. A Matías se le cayó el teléfono de la mano , oyó el ruido de la puerta forzada. Vio al hombre con una hacha ensangrentada. Aterrorizado Santa Cruz empezó a huir. Huyendo tropezó con una rama y se cayó en el hoyo. De pronto notó que estaba tumbado sobre el cuerpo una joven mujer. El hombre ya estaba al lado y empezó a enterrar el hoyo. No paraba de nevar …